Las cosas pasan en #ThePlaceToBeOrNotToBe, contigo o sin ti…

Blub. Por supuesto, menkanta que me hagas fotos, también vestida. Es la ultima vez que me pongo estos zapatos. Ya lo sabes, aquí no se puede fumar. Te espero arriba. Blub. No disimules, disfrútalo, chica, a estas alturas ¿qué más dá lo que piensen? Desde luego, la gente es increíble, mira qué vestido lleva aquella, ¿se cree que tiene veinte años? Bueno, nosotros nos vamos, que el perro tiene que salir y otras excusas del montón. Blub. Uf, no sé para qué he venido, el postureo no es lo mio, aunque… aqui hay gente requeteguapa, las cosas como son… A ver si vuelve la camarera, que necesito “otra gopa”. Voy a bajar a buscar a Tomás, cuando lo dejo solo se mete en algun lio, bueno, “nos mete”. Blub. En algun momento, seguro soñaste ser Victoria Secret’ Angel, ahora no me vengas con remilgos. ¿de dónde deben salir estas burbujas? Nadie les hace ni caso, ¿será normal en este planeta? Blub. No sé qué idioma habla este tio, no estoy entendiendo ni una sola palabra y ya no sé qué cara poner. Ah! Espera, voy a sentarme un rato, aquí mismo. Super azul, desde aquí, el cielo se ve súper azuuuul esta noche ¡Ah, no, son mis gafas de sol! A ver, tampoco es un sitio para ir con los niños, además de aburrise, dan el coñazo, la verdad, que nadie lo dice pero todos lo piensan. Blub. Lo sabía, sabía que me lo encontraría aquí, voy a ver si me ve. Blub. Cómo me gusta este sitio, gente interesante, un poco de postureo, otro poco de show-off y un mucho de todos lo demás, jejeje. Pues yo lo dejo aparcado aquí mismo, total serán dos minutos. Qué buen look lleva, qué estilazo, si me lo pongo yo, parezco un payaso mojado, ahahaha. El mejor ambientazzzzo, en la escalera, qué grande! Esto no sale en la foto, ¿verdad? Blub. ¡Ostras! Este tio de Happn está en el local, subo a la terraza a ver si los abdominales de la foto siguen siendo suyos. ¡Qué fuerte, la del cuadro lleva el mismo vestido que yo! Que bueno, voy a hacerme una foto! Blub. ¿Qué deben llevar estas burbujas? Las ve todo el mundo? Blub. Siempre he querido jugar al ajedrez, igual me apunto, ahora que tengo tiempo. Blub. A ver si llega, que me siento un poco colgada “Cuánto tardas en llegar?” qué pareja tan sexy. Aquí arriba, la ciudad se ve enorme, llena de luces y edificios con miles de luces y de historias simultáneas, como un montón de universos paralelos. ¿Cómo puede ser que no me haga ni caso? miralo qué mono es… Blub. Cuánto moderneo, ¿dónde compraran esa ropa tan chula? Ese placer de ver sin ser visto, ¿le pasara a todo el mundo?. Blub. Con esa cortina que se mueve… Blub. ¿Otra vez imaginando que aparece James Dean en su deportivo? Blub. Blub. Esas con cara de no haber roto un plato, esas son las peores, te lo digo yo. Anda, este sí que sabe, ha venido en zapatillas, claro que sí! Cómo me gusta observar la gente, cómo se muestran y cómo se demuestran… Blub. ¿De dónde sacará Gino tanta creatividad? Pues aquí nadie sabe qué son estas burbujas, pero ¿qué más da? huelen la mar de bien 😉 Sin duda, the place to be, to be or not to be… #ThePlaceToBeOrNotToBe

Una vez más, Gimo Rubert consigue enamorar. Las personas. Las cosas que pasan. Las que no pasan. Las emociones. Los pensamientos. Las obras de Gino son como la vida misma: las cosas pasan, contigo o sin ti. Tú eliges ¿subes?

s 🔝 @galeriasenda ❤️ @ginorubert

Galeriasenda.com

Ginorubert.com

Advertisements

Aprende a mostrar-te y aprende a disimular-te

Tú te diviertes haciendo puzzles. Yo quiero salir a patinar. A él le encanta ir de shopping. Ella no quiere cocinar. Tú hermana me divierte enormemente. El no la soporta. Hay personas en cuya compañía, el tiempo vuela… y no hace falta que sean el alma de la fiesta, saltarinas y líder natural. En situaciones cotidians, hay personas que saben poner la sal y la pimienta al momento más sencillo y otras apagan cualquier llama. Sencillamente algunas personas nos resultan más interesantes. Y todos nos divertimos de formas diferentes, ¿verdad?

Hay personas, mejor dicho, actitudes, que aburren a las ovejas. Te cuento, por si alguna te resuena… resulta que no hay un gen que nos haga aburridos. Se trata de la actitud. La buena noticia es que está en nuestras manos no ser esa persona tediosa que da la chapa -no se trata solo de personas que siempre cuenten penas, hay personas que cuentan chistes y consiguen el mismo efecto-. Por lo visto hay que ser especialmente gracioso, para resultar interesante a tu interlocutor. La cuestión está más en las cosas que podemos evitar. Por lo visto, es importante lo que se dice, pero aún más cómo se dice.

Si hay algo peor que una persona aburrida es una persona aburrida que trata de no serlo, sin éxito. Ser gracioso o agradable para impresionar a otras personas, y que las personas noten que es una actitud impostada, resulta evidentemente aburrido pero, además, puede ser irritante. Es importante recordar que no todas las persona son tu psicologo ni tu coach ni tu mejor amigo 😉 , incluso tu mejor amiga, no tiene porque estar en disposicion de aguantar la chapa 24/7 😝

Según la RAE, el tedio es un “aburrimiento extremo o estado de ánimo del que soporta algo o a alguien que no le interesa”. Para estos investigadores es algo más específico: “hablar lento, haciendo grandes pauses antes de responder, tardar mucho en dar tu punto de vista y hacer que las conversaciones sean un rollo”.

Según parece, la clave está en evitar hacer, más que en hacer:

– El Egocentrismo negativista. La queja como ejercicio catártico, sí. La queja como estilo de vida, no, por favor. Gracias.

– La Banalidad en estado puro. Hablar de cosas banales, entretenidas y facilitadoras del momento, sí. Hacblar de cosas banales, de la capa más superficial de la vida, siempre, no. Por lo visto, cuando nos hacemos mayores -todos- perdemos cierta perspectiva y nos situamos cómodamente en lo que nos resulta interesante. Asi, corremos el riesgo de no tener en cuenta que eso no tiene que ser interesante para el resto del mundo…

– Más de verdad, por favor. Mantenerse distante, mostrar poco interés profundo, hablar de forma monótona, no establecer contacto visual y ser poco expresivo, nos dibuja como personas poco empáticas y, por lo visto, eso es poco interesante. Así que ¡más empatizar, pero de verdad!

– La Autopreocupación. Todos tenemos preocupaci0nes o asuntos que podrían ir mejor, pero si estás siempre excesivamente autopreocupado, ¡disimula! Sí! ¡Disimula!, aprende a mostrar interés por preocupaciones ajenas. Si no, corres el riesgo de aburrir al mas entregado. Recuerda, las personas narcisistas pueden resultar muy seductoras, siempre que sepan disimular y mostrar también interés por las otras personas… así que, líbrate del prefijo “pre”!

– Ah! El Overacting. Todas las personas tenemos una especie de “personaje” social que nos acompaña. No hace falta sobre actuarse. Una persona que pretende ser #todoelrato la persona más alegre del lugar es tan poco creible, como la que siempre está apagada por su victimismo.

Y por experiencia propia: ¡Des-Aprénde-te! Re-Aprende a gestionar tus emociones, re-aprende a mostrar-te y a disimular-te. Aprende a distinguir cuándo y con quién. Y re-aprende a divertir-te y a pasarlo bien, que son cosas diferentes ❤️

En un estudio de los años ochenta, el doctor Mark Leary, profesor de psicología y neurociencia de la Duke University, investigó qué cosas nos aburren cuando escuchamos a alguien. Una de sus principales conclusiones es que importa tanto el fondo como la forma: “cuenta lo que se dice, pero también cómo se dice”

Por un 8 marzo transversal

☮️💟 Que este dia 8 marzo este lleno de conciencia, y que podamos mirar a los ojos de nuestros hijos el dia de mañana y decirles que hicimos lo correcto.

💟☮️ Aqui TODOS tenemos nuestro papel. Hombres mujeres niños niñas. Es una cuestión indiscutiblemente transversal.

☮️💟 Gracias! Brindemos por ello! #WomenWines

MareMediterraneum o ¿quién salva a quién?

De nuevo el arte propone el reto de la introspeccion y la elegante invitacion a la revision social, si quieres, por supuesto. Galeria Senda, Barcelona. Esta exposición, at first sight, invita a pasear trivialmente entre piezas de burguesa porcelana. Entre barrocas y evocadoras escenas casi biblicas y piezas del arte clasico mas clasico que hayamos estudiado en el colegio. Todas ellas suceden en el mar, metafóricamente flotando… Sobre una moto de gua, una reconocible zodiac amarilla, un tabla de surf o una motora llamada “esperanza”. Bellas mujeres -y un par de hombres- conscientemente atractivas y destacadamente blancas, muy blancas, en bikini, semi desnudas, con relamido body languaje y veraniegos accesorios de esos colores que luce la gente rica, pero solo en vacaciones. Gafas de sol xxl, bolsos de con nombre de dios griego y bañadores de calaveras, conviven en perfecto postureo de influencer de instagram, con pulpos, estrellas de mar y algún delfin juguetón.

Que no falte uno de esos estupendos y fantasiosos flotadores de colores, colchonetas para disfrutar de una maravillosa siesta, mecido por las suaves olas. Y que ninguna copa le falte champagne, frances, por supuesto! Casi puede escucharse la lista de spotify con los hits mas sofisticados del verano, versionados por el dj de moda…

Pero no, no se trata de esto. Hay algo más. Mucho mas… En algun lugar entre la porcelana fina, pintada a mano y acabada con oro puro, fria y algo trasnochada, y el naif más kitch jamás imaginado, no sé en qué momento empiezo a escuchar lo que esas piezas estan susurrando…

Todas representan escenas donde migrantes de diferentes etnias, orígenes y credos, son salvados de los hambrientos brazos de los mares -olvidados Neptunos que se ceban con los mas débiles-, en su gesta de intentar cruzr ese caprichoso Marenostrum, “con lo puesto”.

Rescatados de las aguas azules y doradas, unos salvan a otros. Aunque todavía no tengo claro quién es quién.

Get closer! Cada pieza sugiere una historia! Es manifiesta la infinidad de pequeñas decisiones tomadas por los artistas en cada una de ellas. Más allá de los detalles técnicos de realizacion de la porcelana y las dificultades para expresar los detalles de la piel, de los ropajes, el pesado gesto de un vaquero mojado o la caída de un pareo recien salido del agua. Me refiero al tema: en cada obra, los artistan han esbozado con extremo cariño todos y cada gesto de la escena. Acércate, intima con ellas…

Una mujer sujeta a uno de los migrantes, mientras ofrece amablemente su Coke seguro que fresquita- a otro de los recien rescatados; otra de las feminas, con un sinuoso traje de neopreno, baja a las profundidades, como a cámara lenta, cual sirena salvadora del joven africano con mirada expresiva, luciendo ropa deportiva de una conocida firma; la joven de bañador rojo estampado, acoge en su regazo al hombre que no parece saber que es de porcelana y se empeña en expresar con ternura y calidez su agradecimiento hacia la joven; En una de mis preferidas, la porcelana de la lancha “esperanza”, participamos del momento en que ella ayuda a subir a bordo a uno de los jovenes que tratan de “tener una vida mejor” -arriesgando en la epopeya la unica que tienen-, mientras otra joven -tan blanca como yo- comparte su champgne que, ademas de francés, seguro que a la temeratura ideal, con otro de los recien recogidos, con gesto acogedor, igualitario y cargado de humanidad.

¿Qué esta pasando en todas estas piezas? De un lado, es la evidencia de la fragilidad de nuestro sistema moral y de normas sociales, al respecto de este tema tan actual como Mediterraneo: la migracion y la regulacion de los diferentes paises. La hipocresia -o no- de la sociedad, con ironica visión veraniega en estas obras que han cautivado la sensibilidad de muchos. De otro lado, ¿quién salva a quién? Obviamente, hablando de “la vida”, es evidente quién salva a quién, pero ¿y si nos ponemos en la piel de las mujeres blancas de fútil vida que, tras salvar esos hombres “de todos los colores menos blancos”, se dan cuenta que todos somos iguales? Que tener una lancha, no te hace más merecedor de una vida digna, ni llevar el bañador de moda o brindar con Champagne frances cuando quieras y donde quieras, no te impide tender esa mano a otra persona, sea quien sea y del credo que sea.

Mucha humanidad, muchas “personas” en la serie de AES+F

Esta exposicion invita a reflexionar, estoy segura que muchas más reflexiones; te invito a que hagas las tuyas.

The best place in the World is inside a Hug” ♥️

Hoy, Día Internacional del Abrazo! Con A mayúscula. Existe una conciencia del despertar. Existe un movimiento silencioso que apuesta por un mundo mejor. Donde el egoísmo da un paso atrás y da espacio a una empatía profunda, sincera y vinculante…

La generosidad aplasta a la codicia desmedida. La positividad crece para dar ánimo e ilusión. Las empresas que no tienen conciencia de que son las personas que la forman, tienen el area muy limitada..

Los desalmados de siempre se retuercen en ruidosa extincion. La suma de la voluntad de los individuos crece como una bola de nieve… Te sumas? Abraza!

“The best place in the World is inside a Hug” ♥️

¿Se puede entrenar el optimismo, algo que llevamos en los genes?

En una sociedad donde el día a día parece un parque de atracciones; donde la incertidumbre habita de forma transversal en la sociedad de las personas; donde las cosas importantes escapan de nuestro control, o eso nos parece… en un mundo así, es buena idea conocer la incertidumbre y cómo abrodarla.

¿Bendita o maldita incertidumbre? Ese ingrediente inevitable en la receta de la vida, y mas en nuestra sociedada actual. Ese golpe de viento que de pronto convierte tu vida en un tsunami, donde no hay forma ni de peinarse… esa sensacion de vorágine y de descontrol que parece impregnar todas las capas de la cebolla, cuando algo importante falla…esa misma fuerza, es la tangible sensacion de que nada es eterno, es justamente la que nos hace conscientes que hay que vivir el momento, el aquí y el ahora. Así que… ¿cómo hacer para ser “felices”? Yo no lo sé, pero me gustan aquellos que sugieren que el secreto de la felicidad está en saber vivir en la incertidumbre -a mí me lo descubrió un libro “Nuestra incierta vida normal” poco después del 11-S de New York-. Y para ello, es fundamental una visión optimista, una actitud que sume.

¿Qué es el optimismo? Es la tendencia a ver las cosas en su aspecto mas positivo o mas favorable. Sencillamente es el motor de la creatividad!

¿Se puede entrenar el optimismo? Sí, está en nuestros genes, somos seres con capacidad de ser optimistas, pero hay que trabajarlo. Podemos darnos cuenta de cómo explicamos las cosas, como explicamos las malas noticias, incorporar expresiones de aprendizaje y de avance al verbalizarlo. Y recordarnos que lo que hoy nos hace sufrir es transitorio, también pasará… Es importante decirse a uno mismo que aquello que nos preocupa, no afecta a toda nuestra existencia, sino a una parte. De este modo. Podremos acotarlo y abordarlo a la vez que impedimos contamine otras zonas vitales.

El optimismo es la parte de la conciencia que te avisa que todo es temporal y que uno mismo siempre puede hacer algo activamente para superarlo; y te recuerda que ya ha superado otras adversidades anteriormente, te acompaña a buscar las herramientas necesarias, para gestionar el hoy. A medida que aprendemos de la vida, aprendemos a distinguir lo que es importante de lo que esta pasando, y así evitamos hacer de al eventual, un problema general. Así podremos dimensionar así nuestras preocupaciones y sufrimientos causados por algo temporal.

Relacionarse es fundamental para educar en el optimismo. No encerrarse en los propios pensamientos. Y educar en el optimismo! Niños que escuchan a sus padres compartir las adversidades y prender de ellas, serán facilmente adultos optimistas. Niños instalados en el “sí”, seran fácilmente adultos que sepan superar las adversidades; niños instalados en el “es que…” les costará más reconocerse como adultos optimistas. Relacionarse con personas jovenes y compartir su vision y nuestra experiencia, es clave para una vision mas optimista. Compartir las preocupaciones, verbalizarlas es el primer paso para un plan de accion y poder cambiar las cosas, pero no desde una instalacion en el victimismo sino como primer paso hacia el cambio.

Practicar la amabilidad y vivir cerca de personas que compartan esa forma optimista de ver las cosas, incluso las adversidades, es el mejor consejo que me han dado. El optimismo razonable solo tiene ventajas! En la vida, en lo relacional, en el trabajo… En la salud incluso, la actitud optimista te da cierto poder de control sobre lo que esta pasando, y eso es fundamental para superar cualquier adversidad.

* No se puede tener todo, pero se puede intentar…

Conjugando el verbo Acompañ-arte

Yo te acompaño… tu me acompañas… nosotros nos acompañamos…

y como todo, tiene su Arte: Sin estirar. Sin empujar. Sin reclamar. Pero sin reprochar. Porque cada tiempo tiene sus personas. Y cada persona tiene su tiempo…

Y porque tan importante es saber quién te acompaña… como a quién acompañas tu!

Así de sencillo… G R A C I A S ♥️